martes, 30 de abril de 2013

El espejo de las almas simples: un Alma


Un alma que no pueda hallarse
Que se salve por la fe sin obras
Que se halle sólo en amor
Que no haga nada por Dios
Que no deje de hacer nada por Dios
A la que no se le pueda enseñar nada
A la que no se le pueda quitar nada
Ni dar nada      
Y que no tenga voluntad
 

Este alma se siente tan poca cosa, tan humilde y pequeña, que sencillamente desaparece, por lo que no puede ser hallada.

Este alma ya no decide por sí misma, por sí misma no hace nada, pero la fe la ha llenado de amor, que es el que actúa por ella, por eso esta alma no tiene mérito alguno por nada que haga.

Este alma se halla dentro de amor, no amor dentro de ella, esto significa que no hay nada en el mundo, nada que la separe un ápice de aquello que ama.

Este alma está tan perdida de sí misma, ha anulado tanto su yo, que por sí misma no hace nada, ni por ella, ni por Dios, ni por nadie. Esto sólo significa que ella es el instrumento de Dios, que lo hace todo por ella; es capaz de hacer todo lo que Dios sea capaz de hacer por medio de ella, es decir, es capaz de hacerlo todo.

Este alma está fundida con el Todo, ¿qué le puede quedar por saber?

Este alma se ha perdido a sí misma, no hay nada en este mundo que no dejara perder gustosamente. Pero si tiene el Todo a su alcance, ¿qué se le puede dar que no tenga ya?

Si este alma tuviera voluntad, estaría dividida entre su voluntad y Dios, y ya no estaría en la paz de la unidad. Por eso ha entregado su voluntad y es como una flecha lanzada que vuela derecha en la dirección que debe, sin dudas, sin arrepentimiento, afilada y rápida, única y libre.

6 comentarios:

  1. Esta mujer que grandeza en su interior.

    ResponderEliminar
  2. Cuánto nos han ocultado los libros de historia y la historia oficial.

    ResponderEliminar
  3. me ha encantado tu blog, por la sencillez con que miras a esta mujer y la claridad con que lo expresas. Me ha ayudado muchísimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué alegría que mis palabras hayan ayudado a otra persona! El libro de Margarita no se puede leer como un texto cualquiera, hay que profundizar en él o no dirá nada. Una forma de profundizar para mí ha sido leerlo y escribir mis reflexiones. Ha sido como volverlo a escribir en mi corazón. Debería hacer lo mismo con otros libros, espero algún día llegar a hacerlo.
      Gracias a tod@s
      k.

      Eliminar
  4. He llegado a tu blog investigando sobre esta mujer, quien a la vez un amigo bloguero me hablo de ella.
    Gracias por escribir sobre ella y su libro.

    ResponderEliminar
  5. soy recreacionsita medieval y el movimiento de las beguinas es unas de las cosas que mas me movilizan...gracias.

    ResponderEliminar